Mi experiencia laboral en 5 párrafos :)

Me resulta súper perceptible la horizontalidad del trabajo como nuevo paradigma. Desde el lado de las organizaciones y el trabajo y también en la nueva forma de vincularse a través de las redes sociales.

Mi primer trabajo como ingeniero fue en Techint, en el área de Ingeniería Industrial en Ternium. Abrió mis ojos de una manera increíble: los cubículos, la marcada distancia entre puestos y rangos, las burocracias y demás me chocaron tan fuerte que cuando terminé el contrato y me ofrecieron renovar preferí buscar por otras aguas.

Trabajé en Pymes donde si bien hay una jerarquía todo es mucho mas horizontal. Al poder hablar e influir sobre el dueño directamente, tener mucho más autonomía en el propio puesto de trabajo y decisiones y una forma de vincularse con los pares más libre disfruté la experiencia durante varios años.

Finalmente, trabajando en el negocio familiar, en el rol de “dueño” la experiencia fue mucho más esclarecedora, ahora tenía el poder de unir y crear sinergias entre personas de una forma mucho más potente. El único detalle es que no conecté con “la posta” que me estaban dejando como negocio para hacer crecer.

Este año tuve la oportunidad de acercarme a las redes sociales profesionalmente y aplicar muchísimos conocimientos que fui adquiriendo a lo largo de estos años y ahí sí comprobé la importancia de las redes horizontales. Hablé con creadores de todo el mundo, personalidades que admiro contestan mis mensajes, tengo la posibilidad de capacitarme con muchos de ellos y hasta de disfrutar del “small talk” o espacios informales.

Por último, algo que me resultó revelador fue lo increíblemente cercano que me siento a los escritores. Leer un libro nunca había sido algo placentero durante mi etapa de estudiante. Pero ahora conecto con el creador, sea de la rama que sea (y sino, dejo de leer el libro). Estoy empezando a tener los mejores mentores del mundo por 10 dólares el libro, jaja.

Cuando miro dónde estoy hoy, a veces caigo en la tentación de pensar que todo lo anterior fue en vano, pero lo cierto es que por más de que muchos fueron «callejones sin salida» profesionales, me ayudaron a encontrar mi camino 🙂

Deja un comentario